Hola, que gusto estar contigo, soy Beatriz Mancilla de Impulsa tu Riqueza y este artículo tratará sobre el término que he acuñado a partir de mi experiencia profesional como Psicoterapeuta Gestalt enfocada a las finanzas: la Resiliencia Financiera. Se trata de un tema muy sensible y que intentaré expresar de la forma más sencilla y más reconfortante. Espero de corazón poderte ayudar.

Al término de “Resiliencia Financiera” lo refiero a grandes pérdidas de dinero, robos, desfalcos,  fraudes. Si recuerdas yo trabajaba en un Banco en 1994 durante la última Gran Crisis Financiera en México y muchas personas que perdieron sus casas, perdieron sus negocios, perdieron incluso a sus familiares porque acudieron al suicidio.

En aquel momento yo no era terapeuta pero ahora, después de muchos años,  definitivamente puedo afirmar que esas personas requerían un proceso terapéutico para volverse a levantar y curar sus heridas emocionales y financieras.

El término “Resiliencia” surge de la Psicología Positiva a partir de la Segunda Guerra Mundial. Se preguntaban ¿cómo era posible que viviendo dentro de todo ese horror las personas sobrevivientes le hubieran dado significados diferentes?. Para unos era una tragedia  de la que no se recuperarían jamás y para otros era una oportunidad de vivir, de regresar, de volver a ser quienes eran antes.

El término “Resiliencia” se toma de la ingeniería de materiales. La Resiliencia de un metal o un material es la capacidad que tiene, después de ser sometido a altas temperaturas, a golpes y situaciones extremas, de recuperar su forma natural, su forma original.

La Resiliencia en ti nos habla de tu capacidad, de tu fortaleza mental, emocional y espiritual que tienes para levantarse de golpes y caídas, asimilarlos y convertirlos en experiencia y sabiduría de vida.

Lo opuesto a la depresión no es la felicidad sino la Resiliencia.

Desconozco si tú alguna vez has estado en una depresión profunda. Yo en mi vida solamente lo he estado una vez y fue hace más de 16 años. Normalmente para llegar a una situación de depresión es porque la persona ha  estado sometida a dolor,  estrés,  a una presión muy grande durante mucho mucho tiempo. Lo que nos saca adelante (aparte de si tienes que tomar algún medicamento) es el poder hacer este proceso interno de re-significación, de aprendizaje y de dejar ir, dejar ir el pasado y de seguir de seguir adelante.

 

¿Como puedes servirte de la Resiliencia Financiera y cómo nos impacta principalmente a las mujeres?

En primer lugar, cuando estás en una situación extrema en la primera persona que tienes que enfocar tu atención es en el cuidado a ti misma y en el cuidado de los dependientes que tengas abajo de ti (es decir, si tienes hijos muy pequeños). Pero si tú no estás bien y no cuidas de ti misma, no vas a poder cuidar a los demás.

La segunda cuestión que como mujer te puede ayudar mucho dados nuestros rasgos femeninos es: la conexión con los demás. Es estar en contacto con los demás y no encerrarte. Es buscar como re-significar tu experiencia: si has enviudado, o te has divorciado, o te han despedido de algún trabajo que amabas o alguien te ha defraudado.

La Resiliencia Financiera se trata de sobreponerte a grandes pérdidas de dinero y en el caso de mujeres he conocido muchísimos casos donde el exceso de amor, de confianza y de poner a los demás por encima de nosotras mismas han conllevado grandes pérdidas financieras y patrimoniales.

Aquí 6 Tips de Emergencia que tú puedes utilizar para trabajar y avanzar en tu proceso de Resiliencia Financiera o Personal:

  1. Aliméntate bien: yo sé que cuando estamos en esta situación de verdad literal el estómago está cerrado y ni siquiera queremos comer pero nuestro cuerpo es una máquina sabia y si tú no le das lo que necesita, posiblemente va mandar otros mensajes de emergencia que va alentar nuestro proceso de recuperación.
  1. Muévete: la tristeza como todas las emociones, sirven para algo, son avisadoras de algo. La tristeza nos hace bajar el ritmo, nos hace estar en paz y tranquilidad para ponernos en este en mood de retrospección, de analizar, retomar fuerzas y poder salir adelante. Sal a caminar al aire libre, no estés encerrada.
  1. Descansa: se que a veces no podemos dormir, apretamos los dientes y no podemos descansar porque nuestro cerebro está pensando y repasando una y otra vez lo que nos dijeron, lo que nosotros dijimos, lo que nos quedamos calladas. La intención es descansar, quizás no durmiendo pero si leyendo, viendo la televisión o simplemente contemplando un árbol.
  1. Actividades altruistas: cuando ponemos nuestros talentos y fortalezas al servicio de alguien más le ayudamos y nos sentimos útiles. Resurge dentro de nosotros nuestra valía personal, nos tranquiliza espiritual y emocionalmente el poder estar ayudando a alguien más. Recuperamos la fe y esperanza  en nosotras mismas y en la humanidad, sobretodo cuando hemos sido muy lastimadas o muy violentadas.
  1. La Convivencia Social de Pertenencia: busca esos círculos sociales de calidad, los que te son positivos y te nutren. Evita a toda costa los de chisme, los de crítica. Asiste a aquellos con gente positiva que te puede cobijar, que te puede arropar, que te pueda Es ir y pertenecer a esos grupos de vuelta si es que te has te has aislado.
  1. Resignifica la Experiencia: yo viví una muy complicado divorcio (como creo que son todos) y después de años que por fin pude firmar el divorcio, me fui a un retiro de meditación precisamente para hacer mi proceso de este recuperarme a mí misma. Resignifiqué la experiencia y pasé del sentimiento de sentirme víctima a verlo como un aprendizaje. Hoy 13 años después te puedo decir estoy convencida de que lo que viví me ayudó convertirme en la mujer que soy ahora, en la mujer que puede estar hablando contigo.

 

¿Fue muy difícil?, si. ¿Fue muy triste?, si. ¿Perdí muchos años?, si. ¿Dejé pasar oportunidades porque no me daban permiso de tomarlas?, si. Pero ya no puedo cambiar el pasado. Lo que sí puedo es modelar mi futuro y vivir el presente que quiero para mí .

Es la invitación para ti también, que sanes, que perdones. EL DINERO SE PUEDE VOLVER A RECUPERAR con inteligencia y conocimiento. He vivido procesos con algunas de mis alumnas en los que el dinero que perdieron se les queda poco comparado con todo lo que han podido ganar en dinero, libertad, amor, salud y poder.

Te acompaño de corazón y si requieres vivir un proceso de Resiliencia Financiera estoy para apoyarte a través de sesiones individuales o grupales y a través de mi Porgrama de Mujer Impulsa Tu Riqueza. ¡No estás sola!

Te envío un abrazo grande y gracias por estar aquí.

Beatriz.

 

Spread the love

Leave a Reply